Banzao, el tesoro escondido en los Ancares

Banzao es Silvia Marrao, una enóloga madrileña que, tras años recorriendo diferentes regiones vitícolas, ha escogido las recónditas montañas de los Ancares para elaborar su vino. Concretamente, en San Pedro de Olleros, un paraje de gran diversidad biológica. Nada más y nada menos que Reserva de la Biosfera.

Descendientes J. Palacios, el ‘200’ Parker del Bierzo

‘El Bierzo le debe mucho a los Palacios’, es una frase que he oído repetidamente a viticultores, bodegueros e incluso a personas ajenas al sector del vino. Se refieren a Álvaro Palacios  y su sobrino Ricardo Pérez Palacios. Pocos confiaban, cuando llegaron al Bierzo en 1999, que conseguirían elaborar con la mencía vinos de la más alta calidad. Y por supuesto que lo consiguieron. Tanto que la Faraona es hoy de esos limitados y exclusivos vinos españoles que ha conseguido en dos ocasiones los 100 puntos Parker, la máxima puntuación de una de las clasificaciones más prestigiosas del mundo. Con ellos, todo cambió. Pusieron el Bierzo y la mencía en el punto de mira del sector y del consumidor. Y con su saber hacer, unas añadas magníficas y esa nueva generación de viticultores bercianos como Raúl Pérez, los hermanos Peique, Manuel Otero o Luna Beberide… el Bierzo empezó a crecerse y creerse que podían estar a la altura no solo de los Riojas y Riberas del Duero, sino de los mejores Burdeos o Borgoñas.  

Verónica Ortega: el Bierzo con ‘otro’ acento

Independiente, creativa, emocional y con carácter… Así es Verónica Ortega y así son sus vinos. Mencías y Godellos que sorprenden a todos y no se parecen a nada ni a nadie. Será su duende andaluz, su intuición femenina, el cruce de maestros, su valentía ‘torera’ o el revoltijo de todo ello lo que ha permitido que sea ella, una mujer, quien está hoy por hoy liderando la nueva generación de enólogos españoles.

Pájaros, corzos y jabalíes, las nuevas amenazas

Las uvas son un alimento sabroso y nutritivo no solo para los humanos. También les gustan a los corzos, los jabalíes y los pájaros. El 90% de las aves consumen uvas. Nuestra viña, en pleno monte de San Esteban, está más expuesta a estos animales que las viñas del valle, donde su principal problema lo viven con los conejos.