Carretera y manta

El trayecto en coche de Barcelona al Bierzo no es nuevo para mí. Lo he recorrido en muchas ocasiones, en verano y Navidades, para llegar a Coruña, de donde es y donde reside toda la familia de Carlos, mi pareja. Sin embargo, esta vez resulta especial. Hace 10 meses que no hemos salido de Barcelona,y mientras cruzamos Cataluña, Aragón, la Rioja, Burgos y León hasta llegar al Bierzo, no puedo evitar mirar el paisaje de otra manera.

Me emociona ver cómo los viñedos, coincidiendo con el comienzo de la primavera, empiezan a exhibir los primeros brotes verdes que dan inicio al ciclo anual de la vid. Y descubro cómo lucen diferentes, según su variedad o su región, en el Penedès, la Conca de Barberà, Costes del Segre, Somontano, Campo de Borja, Vino de Navarra, la Rioja Baja (ahora se denomina Oriental), la Rioja Alta, Arlanza, Tierra de León y el Bierzo.  

España es, con cerca de un millón de hectáreas, el país con la mayor superficie de viñas del mundo. Tiene 95 denominaciones de origen. Y, aunque en términos de producción baja hasta el tercer puesto, por detrás de Italia y Francia, no hay duda que el sector vinícola español es de extraordinaria relevancia, no solo desde el punto de vista económico, sino también desde el medioambiental, social y cultural. 

Viendo los viñedos, pienso en el trabajo de tantas y tantas generaciones y pienso en el legado que nos han dejado: esos paisajes, esos campos y laderas repletas de cepas, esas bodegas y todos esos vinos, tan distintos, tan ricos, tan únicos y que tanto nos explican de su origen, de la tierra y el clima de donde proceden, del tipo de cultivo recibido y hasta de la personalidad de sus gentes.

Por fin llegamos a Ponferrada. Dejamos la A6 y cogemos el desvío a Cubillos del Sil. No atino a ver ningún viñedo. Lo que vemos es la central térmica en desmantelamiento. Un gigante, vestigio de un complejo eléctrico que influyó notablemente en el desarrollo industrial de Cubillos pero a la vez fue también el principal responsable del abandono de la actividad agrícola.

Estamos tan solo a 8 minutos de Ponferrada. Me pregunto: ¿hay viñedos en Cubillos? Julio, de la bodega 13 Viñas, nos recibe con los brazos abiertos. ¿Queréis ver viñedos? ¡Vamos!

Cogemos una carretera hacia Cubillines y Posadilla y paramos a cada tramo para ver, una aquí y otra allí, las pequeñas parcelas. Nada tiene que ver con las grandes extensiones de viñedos de la Rioja o Castilla la Mancha. Son pequeños viñedos de cepas viejas, con un tronco maravilloso desde donde ya surgen con todo su esplendor las primeras hojas de la vid de un verde clorofila fascinante. Estas hojas, a partir de la fotosíntesis, comienzan ya a acumular moléculas de azúcares y de ácidos que influirán después en el sabor de la uva.

Julio nos muestra varias parcelas diferentes de las casi 70 que cultivan. Tenemos que escoger la nuestra, la que apadrinaremos. Difícil decisión. Yo tiro de notas aprendidas: color del suelo, orientación sureste, con cierta altitud, buena iluminación, disponibilidad hídrica. Julio me devuelve a la realidad. ‘Cada zona es un mundo. Cada parcela es única. No siempre esas exigencias sirven para todos los lugares. No es igual el clima del Penedès que el de Galicia. Tampoco el terruño.  Nada tienen que ver las necesidades de El Bierzo con las de Jerez. Ni siquiera las de Valtuille con las del Alto de San Esteban, ambos en el mismo Bierzo’.

Lo que explica Julio tiene todo el sentido del mundo. Seguimos el recorrido y llegamos a una parcela situada en el Alto de San Esteban, cerca del núcleo de Cubillines. Es un pequeño campo alargado, rodeado de monte, aislado y tranquilo. Las cepas lucen sanas, con buena orientación, reciben todas las horas de sol, de naciente y poniente. La uva mayoritaria es mencía pero también hay algo de godello y palomino. Entiendo que requiere de una viticultura abrupta y complicada pero siento el calor del sol, una ligera brisa, el olor a bosque…. Y noto como se me eriza la piel. No hay duda, tiene que ser esta. Mi viña, mis cepas, mi vino. Sonrío y veo en Julio signos de aprobación. ‘Me parece que ya tenéis viña’, me dice. ¿Empezamos?

Publicado por maiteruiza

Periodista. Especialista en Vinos. Autora de El Viaje al centro del Vino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s