Vino para Camaleones

He tenido el honor de participar en Vino Para Camaleones, el posdcast de Ferran Pacheco sobre vinos que sigo desde hace tiempo (en la cara A, en la cara B y en sus cursos online) y que recomiendo a todo winelover que se precie. Ferran es muy crack, sabe mucho y nos cuenta todo tipo de datos, información y curiosidades sobre el mundo del vino a nivel nacional e internacional. Un programa sobre vinos ‘bajo en tonterías’, como él bien dice.

Un maridaje musical

Hay muchas formas de presentar un vino pero sin duda esta semana he vivido una de las más especiales con el maridaje musical del Campus Conjunt Instrumental de la Plana del Montsià, dirigido por el maestro Joaquim Tafalla.

El etiquetado, la carta de presentación

Llega el momento de embotellar y de vestir la botella, es decir, decidir etiquetarla. Está claro que lo que realmente es importante en una botella de vino está en el interior. No hay discusión en ello. Pero eso no es excusa para no prestarle atención a la etiqueta. Una etiqueta es una oportunidad para explicar algo del vino, de la bodega y de la filosofía que envuelve a esa botella.

La crianza de los vinos

Cuando hablamos de crianza todos tenemos en la cabeza las barricas de madera. Sin duda, una preciosidad (reconozco que me encanta pasear por esos pasillos infinitos de barricas en silencio, semioscuros y con perfume a vino). Sin embargo, para la crianza o guarda de los vinos existe una gran diversidad de depósitos con múltiples materiales y formas. Desde los depósitos de acero inoxidable a las barricas, toneles o fudres de madera, las tinajas de barro o arcilla, los huevos de hormigón o de piedra, las demajuanas de cristal, la propia botella…