Emilio Moro, el flechazo por el godello del Bierzo

El proyecto de Emilio Moro en el Bierzo está creciendo a pasos agigantados. Se enamoraron del Bierzo y de la variedad godello en 2013. Les cautivó por su frescura, por su potencial aromático y por su excelente capacidad de envejecimiento. Fue, según explican, todo un flechazo y ante la falta de referencias blancas en sus vinos, la apuesta fue clara: todo al godello.

Llegó el otoño a los viñedos

Con la llegada del otoño, todo el Bierzo luce espectacular. Lo que hace unas semanas eran campos repletos de racimos y de un verde infinito, hoy presentan colores amarillos, marrones, ocres, rojizos…
Miro el paisaje y pienso en todas las personas que he conocido aquí. Gente trabajadora, afable, hospitalaria, disfrutona, bella… como todo el Bierzo en otoño. A mí me ha llegado la hora de volver a casa. Han sido cinco meses de viaje y aprendizaje increíbles. Y no hemos acabado aún, así que volveré porque yo, como el vino, ya estoy atada al Bierzo para siempre.